La Verdad

domingo, 20 de junio de 2010

Brasil vence 3-1 a Costa de Marfil y asegura su pase a octavos de final

JOHANNESBURGO.- El "Fabuloso" Luis Fabiano se reencontró con el gol el domingo al marcar un doblete ante Costa de Marfil, que ayudó a depositar a Brasil a la segunda ronda de la Copa Mundial.

Con un metrallazo a los 25 minutos y otro tanto a los 50 para la polémica, el ariete brasileño terminó con una mala racha de seis partidos sin remecer la red y contribuyó a la victoria por 3-1 sobre los marfileños. El otro tanto fue de Elano a pase de Kaká, a los 62.

"Llegó el gol, sudando, trabajando. No quería venir", comentó Luis Fabiano. "Ahora sale uno y salen varios".

Fueron los dos primeros tantos del delantero del Sevilla en la Copa del Mundo, y le dio la razón a su técnico Dunga que un día antes le había brindado toda la confianza a su cañonero y pronosticó que la pólvora del "9'' iba a encenderse pronto.

"Dunga siempre conversa conmigo, me deja tranquilo. Sabía que venía entrenando bien, batallando, después de un período sin jugar (por lesiones)", comentó el goleador del Sevilla. "Es importantísima la confianza del entrenador".

Con su segunda victoria, Brasil aseguró su boleto a los octavos de final por el Grupo G, que completan Corea del Norte y Portugal, que se medían entre si el lunes.

Luis Fabiano se había ido en blanco en la victoria de Brasil sobre Norcorea 2-1 en la primera jornada del llamado Grupo de la Muerte.

Ello generó preocupación en Brasil y la interrogante de si el ariete aún no estaba a plenitud tras un periodo de recuperación por una lesión muscular.

El primer tanto brasileño se generó en una bonita jugada de pared entre Kaká y Luis Fabiano tras un pase de Robinho. Luis Fabiano se la puso de taco a Kaká y el volante del Real Madrid se la adelantó en corto para el ingreso del delantero que definió con un violento derechazo que dejó pasmado al portero Boubacar Barry.

El segundo fue una conquista personal de Luis Fabiano, en una jugada en que hizo un par de sombreros a defensores marfileños y la anidó con un remate de zurda. Pero en esa jugada dio la impresión que el atacante brasileño llegó a dominar el balón con la mano de cara al gol.

Pero ese gol arrancó los aplausos y desde un sector de la gradería del Soccer City la afición brasileña comenzó a corear "Fabuloso, Fabuloso".

"Hubo una mano involuntaria, mano santa, mano de Dios", reconoció Luis Fabiano. Señaló que es el gol más bonito de su carrera.

Luis Fabiano, quien debutó en la selección de Dunga en el 2003, se consagró como el máximo artillero con cinco goles en la Copa Confederaciones del 2009, que se disputó en Sudáfrica y que se adjudicó Brasil.

Luis Fabiano heredó el "9'' que estuvo en poder de Ronaldo los tres últimos mundiales. Pero el mayor goleador en la historia de la Copa del Mundo no fue tomado en cuenta en el proceso que inició Dunga luego de la eliminación de la verdeamarela en el Mundial de Alemania del 2006.

Luis Fabiano y el volante ofensivo Elano quedaron empatados en la selección con dos tantos cada uno.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal