La Verdad

lunes, 28 de diciembre de 2009

Pesquisa se concentra en ex mayor del Ejército

El ex mayor del Ejército Bienvenido Antonio Saviñón Aybar, a quien se le asignó una placa oficial que usaba la yipeta en la que andaban los que asesinaron al ex coronel policial José Amado González y González, no ha podido ser localizado por las autoridades para someterlo a investigación, mientras se informó que otras cinco personas (cuyas identidades ni posiciones han sido reveladas) están detenidas por este caso.

LISTÍN DIARIO supo por varias fuentes que Saviñón Aybar trabaja presuntamente en uno de los principales organismos de inteligencia del país, a las órdenes de uno de los más altos cargos de esa dependencia.

La yipeta, una CX9 negra adquirida en una empresa fantasma del fugitivo capo puertorriqueño José Figueroa Agosto, usaba la placa oficial OE00234 del Ejército, y fue recuperada por las autoridades cuando la dejaron abandonada en una calle del ensanche Evaristo Morales, de esta capital, con señales de quemaduras y vidrios rotos en aparente intento por quemarla.

El comunicado
Las autoridades emitieron ayer un comunicado para informar de los “avances” en las investigaciones, pero ni negaron ni confirmaron la versión de que dos coroneles activos asignados a la Dirección Nacional de Control de Drogas se encuentran entre los cinco detenidos, ni tampoco precisaron si la yipeta usada en el atentado es o no propiedad del ex mayor Saviñón Aybar, del que algunas fuentes dijeron que, en el pasado, trabajó en el J-2 del Ejército antes de ser separado de esa institución.

En el comunicado, dado a conocer ayer luego de una reunión entre los mandos de la Policía, la DNCD y el ministerio público, el procurador general Radhamés Jiménez informó que cinco personas han sido arrestadas por su presunta vinculación con el asesinato de González, ocurrido el pasado 24 de diciembre, y que dentro de las próximas horas los responsables de la autoría del crimen serán presentados ante la justicia.

Aunque el informe no identifica si habían otros militares o policías implicados, LISTÍN DIARIO supo que un coronel del Ejército, que habría estado reunido media hora antes de la emboscada al coronel González, y otro oficial de igual rango que estuvo en el apartamento de la víctima momentos después, han sido detenidos para ser investigados.

El procurador sí confirmó que el vehículo usado para cometer el crimen, como informó LISTÍN DIARIO, es propiedad de la compañía Janes Ville, vinculada al fugitivo puertorriqueño José Figueroa Agosto.

Habla Guzmán
Horas antes de darse a conocer el informe, el jefe de la Policía Nacional, mayor general Rafael Guzmán Fermín, afirmó que el asesinato del ex oficial es “consecuencia lógica de la guerra contra las drogas y el crimen organizado que libran las autoridades en el país”.

“Eso se veía venir, porque ocurre donde quiera que se combate el narcotráfico”, dijo Guzmán al finalizar una misa celebrada ayer en el Palacio de la Policía.

En el comunicado, las autoridades también indicaron que la placa oficial OE00234, correspondiente al Ejército Nacional, le había sido asignada al mayor Saviñón Aybar en el 2004, y que fue retirada del vehículo que se presume utilizaron los asesinos.

Es la misma yipeta negra que fue abandonada en una calle del ensanche Evaristo Morales y que poco después de que sus ocupantes la dejaron abandonada, dos hombres en un motor intentaron quemarla sin conseguir su propósito. De hecho, la placa quedó como parte de las pruebas.

Evidencias
En el informe de ayer, las autoridades señalan que tan pronto se cometió el crimen se levantaron todas las evidencias en el lugar del hecho y se procedió de inmediato, bajo los requisitos legales, a realizar un allanamiento en el apartamento C-4, de la torre Serena, de la avenida Anacaona 67, del sector Bella Vista, donde vivía González con Madelin Bernard, su esposa, quien resultó herida en el atentado, y sus hijas.


Se encontraron varias evidencias y una caja fuerte, que fue abierta al día siguiente, en presencia de dos hermanos de la víctima y de su abogado, y donde se encontraron documentos y objetos importantes para la investigación.

GONZÁLEZ ERA INVESTIGADO
Las autoridades señalan en un informe que el coronel José Amado González y González estaba siendo investigado por la Fiscalía del Distrito Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas por su vínculo con la estructura criminal del prófugo José Figueroa Agosto.

El procurador general Radhamés Jiménez dijo que las investigaciones están muy avanzadas y que esperan concluir las pesquisas y presentar a los responsables de la autoría del crimen a la justicia en las próximas horas.

Jiménez dijo que desde que se produjo el crimen, el día de Nochebuena, las autoridades del ministerio público, la Policía y la DNCD iniciaron las investigaciones mediante reuniones de trabajo constantes, que se celebraron en la sede de la Procuraduría, y en las participaron el propio procurador Jiménez, el jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín; el jefe de la DNCD, mayor general Rolando Rosado Mateo; el fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, y los procuradores adjuntos Frank Soto y Bolívar Sánchez, así como el coronel Alejandro Dipré, jefe de investigaciones de la Policía.

Caja fuerte es clave en investigación del crimen
El presidente Leonel Fernández ha recibido de primera mano un amplio informe sobre el asesinato del ex coronel José Amado González y González, tras una inusual reunión con todos los investigadores oficiales de ese caso, informaron anoche fuentes oficiales cercanas al proceso.

Pocas veces se han tenido noticias de que el Presidente haya convocado a un equipo especial de investigadores al Palacio Nacional para dar seguimiento a un caso que ha impactado a la sociedad, y que adquiere matices relevantes por el hecho de que la investigación cubre a coroneles activos y un ex oficial retirado del Ejército, y porque la víctima estaba a punto de ser citada para comparecer ante los fiscales a dilucidar su posible relación con el fugitivo capo del lavado de activos José Figueroa Agosto.

Al mismo tiempo, se informó que las autoridades tienen en su poder videos y do cumentos aparentemente “comprometedores” hallados en la caja fuerte que el ex oficial tenía en su casa, y que a pocos minutos de su asesinato fue retirada por un coronel activo, aún no identificado, que se presentó allí, pero que luego fue conminado a entregar esas propiedades a los investigadores, sin que por el momento se sepan las razones de este comportamiento.

“Los documentos y los videos constituyen piezas claves para desenmarañar las causas del asesinato”, dijo a LISTÍN una fuente que prefirió abstenerse de ofrecer más detalles “para no entorpecer las investigaciones”.

Se presume que los contenidos podrían arrojar alguna pista para conocer más detalles sobre el fugitivo Figueroa Agosto y sus cómplices a todos los niveles, o para aproximarse a una hipótesis con fundamento que conduzca a los autores intelectuales y materiales del crimen, en caso de que figuren nombres o imágenes de personas que tuvieron o tienen relación con el buscado fugitivo.

Fuentes dijeron al LISTÍN DIARIO que el ex coronel González y González, acribillado dentro de su vehículo al llegar a su residencia en la avenida Anacaona, del Mirador Sur, en Nochebuena, estaba citado para comparecer hoy ante la Fiscalía, que sigue investigando las conexiones de Figueroa Agosto en el país. De hecho, en un informe de encausamiento del ministerio público se le menciona, junto a su esposa, que resultó herida en el atentado, como reunido con Figueroa Agosto y la prófuga Sobeida Félix Morel y otros sospechosos, en una residencia de La Romana. El vehículo en el que iban los ejecutores del asesinato, una yipeta negra CX9, con placa oficial del Ejército, fue recuperado luego de que los ocupantes intentaran quemarla, al dejarla abandonada en el sector Evaristo Morales, poco después del crimen.

También se investiga a otro coronel activo, señalado como alto cargo de la Dirección Nacional de Control de Drogas, como una de las personas que se reunió con el ex coronel González media hora antes de que este muriera abatido por trece disparos de sus atacantes. Según las fuentes, esa reunión no fue autorizada por la superioridad.

No se tienen detalles de dónde se produjo ni qué fue tratado en ella, pero esto es materia de la investigación, y todos esos detalles, según las fuentes, les fueron ofrecidos al Presidente de la República en su inusual reunión con los investigadores en el Palacio Nacional, en horas de la noche del sábado.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal