La Verdad

miércoles, 29 de octubre de 2008

Chávez dice que EE.UU. trató de impedir el lanzamiento del satélite hasta el último momento


El presidente venezolano Hugo Chávez denunció hoy que Estados Unidos "presionó" a las autoridades chinas "hasta hace pocas horas" para que se suspendiese el lanzamiento del satélite Venesat-1.

Chávez dijo que hoy por la mañana le llegó la información de que EE.UU. estaba pidiendo a China la suspensión del lanzamiento con el argumento de que al satélite se le había hecho alguna modificación que podría causar interferencias.

Afirmó que eso fue "lo último que inventaron" dentro de la política de presiones desplegada, según el presidente, por Washington para impedir que el satélite venezolano fuera lanzado.

"Estados Unidos estaba presionando para que se difiriera el lanzamiento, presiones en todas partes", dijo Chávez tras confirmarse el éxito de la puesta en órbita del Venesat-1.

El gobernante venezolano añadió que la respuesta del Gobierno chino fue: "no hay ninguna razón para suspender este lanzamiento".

"Hasta el ridículo llega el imperio en su obsesión por dominar al mundo", expresó Chávez al criticar la posición adoptada por Washington frente al lanzamiento de un satélite con fines pacíficos como el venezolano, destinado a mejorar las telecomunicaciones.

El gobernante manifestó que construir y poner en el espacio el Venesat-1 ha sido posible porque en China hubo una revolución socialista y porque en Venezuela también está en marcha una revolución del mismo signo.

China, dijo Chávez, es un ejemplo de que un país puede ser una potencia mundial sin necesidad de convertirse en imperio, mientras que Estados Unidos es una potencia convertida en imperio para "destruir y dominar el mundo".

El lanzamiento del Venesat-1, bautizado "Simón Bolívar", fue seguido por Chávez y su homólogo boliviano, Evo Morales, desde la estación terrestre de respaldo situada en Luepa, en el estado de Bolívar, al sureste de Venezuela.

La estación principal está localizada cerca de la población de El Sombrero, en el estado de Guárico, centro del país.

La operación de despegue del cohete portador fue transmitida a Venezuela en directo desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la suroccidental provincia china de Sichuan.

"No es un satélite para explotar a los pobres, a otros pueblos y gobiernos cobrándoles dinerales por el servicio", señaló Chávez, que también recordó que Uruguay permitió a su país el uso de la órbita que utilizará durante los 15 años de vida útil.

Envía esta noticia Imprimir

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal