La Verdad

jueves, 25 de septiembre de 2008

Jefe de Estado observa que especulación impide cumplir Objetivos del Milenio


NUEVA YORK.- El principal obstáculo que enfrentan las naciones pobres para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio es la especulación no regulada en la compra y la venta de contratos a futuro de petróleo y los alimentos, advirtió el presidente Leonel Fernández.

El gobernante dominicano, en su discurso de este miércoles ante la 63 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), aseguró que los mercados no regulados se constituyen en mecanismos que se prestan, a través de la especulación excesiva, al fraude y la manipulación.

Señaló que en el mes de julio el precio del barril del petróleo aumentó diez dólares en un día y recientemente quedó perplejo al observar que el barril del crudo incrementó 25 dólares en su precio en un solo día.

“¿Cómo explicar eso? ¿Es qué de repente, en cuestión de un día, el mundo entero aumentó su demanda en forma tan brusca? ¿O es que de manera inesperada los pozos petroleros del mundo vieron su existencia desaparecer?”, se preguntó el presidente Fernández.

En el caso específico de la República Dominicana, el mandatario significó que desde el 2004 a la fecha, la factura petrolera pasó de mil 667 millones de dólares a una proyección de seis mil 500 millones para este año, lo que representa una diferencia de cerca de un 500 por ciento.

Entiende que con esa diferencia de cinco mil millones de dólares, la nación caribeña bien pudo haber financiado todas las inversiones públicas desde el 2008 al 2015, de acuerdo a las estipulaciones de costos de los Objetivos del Milenio.

Fernández igualmente, refirió que en los últimos cinco años el precio del trigo creció un 177 por ciento, el de la soya en un 196 por ciento y el maíz en un 214 por ciento.

Significó que mediante la aplicación de los nobles propósitos acordados en el año 2000, el mundo lo que pretende es vivir en condiciones de justicia social y equidad, con la creación de oportunidades para que cada ser humano pueda desarrollar sus potenciales creativas.

“Las naciones que han asumido el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio como una agenda verdadera y genuina transformación social, fijan su mirada, con optimismo y esperanza, en este sistema de Naciones para corregir esas distorsiones y enmendar tales desvaríos”, sentenció.

El presidente Fernández terminó su discurso confiado en que las inteligencias reunidas en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, buscarán importantes soluciones al problema que representa la especulación en el mercado no regulado de la venta a futuro del petróleo y de los alimentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal