La Verdad

viernes, 26 de septiembre de 2008

Empresarios critican la falta de medidas preventivas en el país para mitigar el impacto de la crisis financiera

SANTO DOMINGO.- Empresarios criticaron este martes que ante la “grave” crisis financiera por la que atraviesa Estados Unidos y el inminente impacto que tendrá para la sociedad dominicana el país viva como “Alicia en el país de las maravillas” y no ejecute medidas de austeridad para contrarrestar la problemática.

El dirigente empresarial Celso Marranzini afirmó a Clave Digital que la difícil situación estadounidense ya ha se ha sentido en República Dominicana desde el 2007, específicamente con la reducción significativa de las exportaciones.

Marranzini, quien fue presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), aseveró que es indiscutible que, ante la recesión de la economía estadounidense, el turismo norteamericano disminuirá en el corto y mediano plazo.

Sin embargo, dijo que no necesariamente las remesas del país tienen que bajar de manera significativa, porque los dominicanos residentes en Estados Unidos trabajan en la mano de obra y en la artesanía y a su juicio el sector financiero es el que ha sufrido más pérdidas masivas de empleos, fruto de las bancarrotas de los principales bancos de inversión, que llevaron al desplome de la Bolsa de Valores de Nueva York el lunes.

“Aquí en el país creen que las cosas no nos van a afectar porque vivimos en 'Alicia en el país de las maravillas', pero sí, las cosas nos van a afectar directamente”, argumentó el empresario.
Destacó que momentos difíciles amenazan a todos los países y que por tal razón deben reajustarse a lo que es una nueva realidad.

De su lado, el presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Manuel Díez Cabral, hizo un llamado al Gobierno para que vigile de manera constante sus gastos y la economía interna del país.

“Si no lo hacemos, a largo plazo toda esta situación va a traer muchas consecuencias negativas para el país”, manifestó.
El presidente de la AIRD reiteró que las consecuencias de la crisis financiera estadounidense se están viendo a través de los estados financieros.

El empresario dijo que es muy temprano para enumerar todas las consecuencias de esta problemática externa. Señaló además que uno de los grandes males del país el déficit de la balanza comercial, por lo que considera que con un desaceleramiento de la economía estadounidense será más difícil la situación para este sector.

“Si nos enfocamos en la competitividad interna vendrán tiempo mejores y podemos tomarle ventaja a la crisis financiera de Estados Unidos”, alegó.

En ese mismo orden, el presidente de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), Pablo Piantini, reiteró que es imprescindible fortalecer el sector turismo y las exportaciones, además de elevar la institucionalidad del país y promover la inversión extranjera, entre otras, para contrarrestar la crisis financiera que afecta a Estados Unidos.

“Tenemos que tener la casa en orden para hacerla siempre atractiva, independientemente de la crisis que tengamos”, expresó Piantini.

En cuanto al gasto público, el presidente de ANJE aseveró que es necesario reducirlo de manera significativa, para que le permita al Gobierno hacer mayores inversiones en salud, educación y en la competitividad del país.

“Hay que estar atentos con lo que pasa en el mundo para hacer los ajustes a lugar y entonces con o sin crisis fortalecer el país”, argumentó.

Los dirigentes empresariales ofrecieron estas declaraciones en el marco del lanzamiento del Instituto Dominicano de Excelencia y Competitividad Empresarial (IDECEM), celebrado en el Hotel El Embajador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal