La Verdad

viernes, 16 de julio de 2010

Tribunal rechaza dejar en libertad a presuntos sicarios

Con el voto disidente de una de las juezas de la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional rechazaron ayer ordenar la libertad de dos de los presuntos sicarios implicados en la muerte del coronel José Amado González, el empresario Rubén Soto Hayet y Omar Antigua Polanco.

Las magistradas Nancy Joaquín, quien presidió el tribunal, Doris Pujols Ortiz, con el voto disidente de Isis Muñiz, dispusieron el mantenimiento en prisión de Gian Enrique Matos y Ricardo Pérez Mateo, por entender que no han variado los presupuestos que dieron origen a la prisión preventiva dictada en su contra.

Los doctores Pedro Duarte Canaán y Freddy Castillo habían pedido al tribunal revocar la prisión preventiva dictado en contra de sus defendido y en consecuencia disponer su inmediata puesta en libertad, tras el pago de una garantía económica, impedimento de salida y presentación periódica.

Sin embargo, el fiscal adjunto Isidro Vásquez se opuso a dicho pedimento alegando que existe peligro de fuga y que no han variado los presupuestos que puedan justificar la libertad de los imputados, quienes guardan prisión en la cárcel de Operaciones Especiales de la Policía, en Manoguayabo.

Denuncia torturas
Previo a la audiencia, Gian Matos denunció que sufrió torturas y hasta dos intentos de asesinarlo por parte de los agentes del cuerpo de orden durante el proceso de investigación, tras señalar que en dos ocasiones le fue colocada una funda negra en la cabeza para tratar de asfixiarlo.

Empero, sostuvo el imputado que por la resistencia que hizo aparentemente los agentes tuvieron piedad, al tiempo de decir que recibió múltiples torturas y presión psicológica para que se responsabilizara de las acusaciones que pesan en su contra.

Rojas Matos y Pérez Mateo son vinculados a una red de sicarios que supuestamente actuaba por órdenes de José David Figueroa Agosto, prófugo de la justicia dominicana y estadounidense.

La jueza interina del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, Awilda Reyes Beltré, dictó prisión preventiva en contra de los implicados, tras acoger un pedimento presentado por los fiscales adjuntos del Departamento Investigativo de Tráfico y Consumo de Drogas de la Fiscalía.

Los imputados en todo momento niegan haber cometido los asesinatos, y dicen que no conocen a José Figueroa Agosto.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal