La Verdad

viernes, 25 de junio de 2010

La UERS está quebrada

En veinte meses, la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (UERS) ha conectado al sistema eléctrico nacional a 75 mil familias que nunca antes habían encendido una bombilla dentro de sus casas. También ha gestionado la instalación de modernas fuentes de energía alternativa entre las comunidades más pobres y apartadas de República Dominicana. Así lo indican los reportes oficiales.

Estos y otros servicios, sin embargo, podrían detenerse en la totalidad por la falta de recursos de la institución, dijo ayer Thelma Eusebio, directora ejecutiva de la Unidad dependiente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

La UERS, explicó, tiene una deuda de RD$326 millones con suplidores de materiales de trabajo y contratistas, a quienes no paga hace 10 meses porque este año fue excluida del Presupuesto Nacional, y porque ni siquiera recibe los fondos correspondientes a gastos fijos, anteriormente cuantificados en RD$12 millones mensuales.

“En la UERS estamos para trabajar. No para sentarnos a mirarnos la cara. Pero lamentablemente nadie puede estar en un lugar donde no tenga ni para comprar el agua y el papel higiénico”, señaló Eusebio al describir las limitaciones del organismo creado por la ley 125-01, el 26 de julio del 2001.

Las precariedades en los planes de extensión de la cobertura energética han llegado al punto de que los técnicos no pueden moverse debidamente por los campos y los pueblos alejados de la capital, debido a que tampoco hay dinero para cubrir los gastos correspondientes a combustible.


Eusebio entiende que “la UERS contribuye con el desarrollo humano, la salud, el ecoturismo, y la economía de las comunidades pobres”, por lo que su paralización se convierte en el estancamiento de miles de dominicanos y dominicanos que no tienen acceso al motor de toda nación: la energía.

“La iluminación de una escuela le cambia la vida a toda una comunidad. Aporta a los planes de educación y eleva los niveles de seguridad ciudadana”, resaltó la funcionaria, confiada en que los obstáculos operativos de su gestión desaparezcan más temprano que tarde.

EDES Y FONPER DETIENEN RECURSOS
A mediados de noviembre del año pasado el equipo administrativo de la UERS presentó un proyecto de presupuesto de RD$153 millones, pero no fue incluido en el Presupuesto Nacional. La Unidad tampoco recibe el US$1 millón 500 mil que por ley deben entregarle las distribuidoras, ni el 20% de los recursos manejados por el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER).


Solamente maneja RD$10 millones que la Presidencia de la República le asigna, con lo que paga nómina y usa para no dejar caer algunos proyectos. Eusebio no se explica las razones de este cerco, y lamenta que 1,300 proyectos corran el riesgo de desaparecer por estos “serios” problemas operativos. “Nosotros somos los que llegamos donde las distribuidoras no llegan, vamos donde se instalan los centros tecnológicos y a todas las comunidades donde se intenta llevar educación.


Llegamos a los campos más lejanos”, resaltó. Thelma Eusebio participó ayer del Desayuno del Listín Diario, en compañía Gerges Jiménez, Juan Moreno Castro, Onofre Rojas, Gregoria Elsa Nivar Martínez, Arnaldo Pérez y otros integrantes del equipo directivo de la UERS. Durante el encuentro coordinado por Fernando Quiroz, el grupo conversó con Miguel Franjul y Fabio Cabral, director y subdirector del periódico.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal