La Verdad

lunes, 21 de junio de 2010

Armas ocupadas a presuntos sicarios coinciden con casquillos levantados donde mataron coronel

El análisis realizado por la Policía Científica a un fusil AK47 y una pistola calibre 9 milímetros, ocupado a varios de los implicados en la muerte del coronel José Amado González, Rubén Soto Hayet y Omar Antiguas, coincide con los casquillos levantados en la escena del crimen donde resultó muerto el coronel González y resultó herida su esposa Madeline Bernard.

Así se hace constar en una instancia de solicitud de prisión preventiva presentada por la Fiscalía del Distrito Nacional en contra de José Miguel Rodríguez Almonte (Joh), José Aníbal Hidalgo García, Juan Amauris Rodríguez Minier (Ambiorix), Yermi Mercedes Liranzo Cruz (La Diosa), Wilgen Ortiz de los Santos, José Alberto de la Cruz, y Joel Antonio Feliz Medina.

Según la instancia presentada por la fiscal adjunto Cándida Ramos, coordinadora del Departamento de Crímenes y Delitos Contra la Persona de la Fiscalía, también una pistola glock calibre 9 milímetro con un compensador para disparar en ráfaga (Pichirri), ocupada a Rodríguez Almonte, coincide con los casquillos levantado en la escena del crimen de Omar Antigua y de Soto Hayet.

Winston Rodríguez (El Fire o el Cangri), de acuerdo a la comisión que participó en la investigación sobre el asesinato de José Gabriel Arias Castillo Alex el Pelotero”, es la persona que según dos de los implicados en el hecho habría pagado para cometer el crimen en la cárcel de la Victoria donde se encontraba el hoy occiso. El Fire se entregó ayer a la Policía a través de sus abogados

Al grupo se le acusa, además de asesinar a Jorge Vásquez Santana y Máximo Jerónimo Paredes, vigilante y mensajero respectivamente de la repostería La Francesa, y herir de bala a Madeline Bernard Peña, esposa del coronel González González, así como a Agustín Romero.

A Rodríguez Taveras se le acusa de darle a guardar a Félix Medina y de la Cruz Paredes dos maletas conteniendo armas largas, explosivos, entre ellos dinamitas, pertrechos militares y otros objetos perteneciente al supuesto sicario.

Las maletas con los pertrechos militares fueron entregadas voluntariamente por los implicados, la cual se encontraba en la carretera principal del Llano, sección La Yegua, en Gurabo, en una casa de zinc.

Supuestamente Raveras le había expresado a Félix Medina que le guardara las dos maletas porque tenía problema con la policía y quería deshacerse de ellas.

Con relación al caso se encuentran guardando prisión en Operaciones Espaciales de la Policía, Gean Rojas Matos y Ricardo Pérez Mateo.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal