La Verdad

viernes, 30 de abril de 2010

Corte dicta a "Vantroi" un año de prisión preventiva


Los jueces de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo revocaron ayer la orden de libertad emitida a favor de Raúl Serumberto Reynoso Mota (Vantroi), disponiendo su envío por un año a la cárcel de Najayo, en San Cristóbal, como medida de coerción.

Vantroi está acusado de dirigir una banda que asesinó a unas 36 personas, entre ellas Darwin Manuel Luna, hecho ocurrido el pasado año en la carretera de Samaná.

Los magistrados Olga Herrera Carbuccia, quien preside el tribunal, Carmen Fortuna Belliard y Wendy Martínez acogieron un recurso de apelación presentado por el fiscal adjunto Omar Álvarez, a fin de que fuera revocada la orden de libertad y que se le dictara prisión preventiva.

El tribunal fijó la revisión de la medida de coerción para el 23 de julio a las 9:00 de la mañana y desestimó un recurso de apelación que había sido interpuesto por Vantroi a través de su abogado Guarionex Moya Figueroa, para que se ordenara su puesta en libertad bajo el alegato de que transcurrió el plazo de las 48 horas desde que fue llevado por ante el juez de la instrucción.

Los magistrados argumentan que el juez interino del Tercer Juzgado de la Instrucción, José Rosario Hernández, al ordenar la libertad de Vantroi no explicó en su fallo por qué impuso una medida de coerción consistente en una garantía económica.


Indican que ese juez tampoco analizó las circunstancias del artículo 229 del Código Procesal Penal sobre el peligro de fuga ni valoró las pruebas presentadas por el ministerio público.

Señalan también que la decisión es contradictoria, ya que el juez por un lado indica que en la vista de la medida de coerción no se requieren elementos de prueba concluyentes y que basta que se aprecien razones de que el imputado esté vinculado al hecho.

Precisaron que el juez, empero, no explica los medios de prueba sobre los cuales estableció el vínculo de imputabilidad para fijar la medida de coerción.

Los jueces al adoptar la decisión sostienen que no se violó el plazo de las 48 horas y que Vantroi fue llevado al tribunal en el tiempo establecido por la Constitución.

A su salida del tribunal, Vantroi dijo que se cometió una injusticia en su contra, se declaró inocente de los hechos que se le imputan y añadió que teme ser asesinado en la cárcel de Najayo.

“Eso es un abuso, ¿cómo me dan un año de medida de coerción, un año preventivo, sin tener ninguna justificación de nada?”, se preguntó Vantroi, luego de escuchar el fallo sin asombrarse.

De su lado, el abogado del acusado de sicariato declaró que ya sabía cuál sería la decisión del tribunal, debido a que las juezas que lo integran fueron supuestamente presionadas y atemorizadas para que fallaran en perjuicio de su defendido.

FAMILIA PROTESTA CON PANCARTAS Y CONSIGNAS
Mujeres, entre ellas Jenny Reynoso, hermana del imputado, con pancartas en manos vociferaban consignas como “Libertad para Vantroi”, “Se ha cometido una injusticia”, “Él es inocente” y “busquen otros culpables”.

Previo al fallo de los jueces, Vantroi reveló que salió del país el 31 de marzo pasado en una embarcación como polizonte, para lo cual habría pagado tres mil 200 dólares que le envió su esposa Albanely Villar Medina, quien reside en España.


Vantroi dijo que se fue de Honduras a Guatemala con el nombre de Yeferson Núñez Tejada y de Guatemala se trasladó a México, desde donde se trasladaría a Estados Unidos donde le esperan unos familiares. El imputado tiene dos hijos en el país de 7 y 17 años.

Juez se defiende


De su lado, el juez José Rosario Hernández, quien fue cancelado por la Suprema Corte de Justicia por ordenar la libertad de Vantroi, defendió su decisión y señaló que el expediente acusatorio en su contra era débil y carente de pruebas.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal