La Verdad

domingo, 28 de febrero de 2010

Ramírez y Soriano tratan de despejar dudas tras lesiones


Pilares en la ofensiva de los Cachorros de Chicago, Aramis Ramírez y Alfonso Soriano se esforzaron en el invierno para llegar recuperados a los campos de entrenamiento de primavera tras un año en que las lesiones menguaron su producción.

Los Cachorros cruzan los dedos para que el antesalista Ramírez y el jardinero izquierdo Soriano estén saludables en 2010 y ayuden al club la larga espera por la Serie Mundial.

Ramírez, un bateador de poder y sólido en la defensa, aspira a repuntar ofensivamente. Soriano, aquejado por las lesiones en sus rodillas, sabe que tiene que encender la pólvora de su madero y despejar dudas sobre si su rodilla le permitirá desplazarse bien en los jardines y correr mejor las bases.
, Ramírez aseguró que durante el receso buscó principalmente el fortalecimiento físico. El antesalista de 31 años se sometió a semanas de terapias con el fin de rehabilitarse de una lesión en el hombro que lo hizo perder dos meses de acción en la temporada anterior.

``Aramis está muy bien. Se ve en buenas condiciones'', comentó el instructor primaveral de los Cachorros, Carmelo Martínez. ``Si no se lesiona, es un bateador fino (y con) excelente defensa en tercera base'', agregó.

Martínez, por otra parte, es testigo de los esfuerzos de Soriano para recuperarse luego de que se sometió a una operación en la rodilla izquierda el 15 de septiembre. En el receso invernal, viajó a la academia de los Cachorros en Dominicana para trabajar en su rehabilitación.

``Soriano tiene una buena actitud... Se ve mucho mejor y comenzó a batear temprano'', apuntó Martínez. ``Estos jugadores, aunque ganen mucho dinero, tienen un orgullo. Ellos quieren que el dinero se vea (reflejado) en su trabajo''.

A raíz de problemas físicos ambos se quedaron en deuda con respecto a su nivel habitual el año pasado, algo que Chicago no quiere que se repita.

Los Cachorros desean esos bates dominicanos encendidos, al igual que los del artillero Derrek Lee, Kosuke Fukudome y Marlon Byrd, éste último procedente de Texas.

A pesar de su lesión, Ramírez acumuló promedio de .317, con 15 jonrones y 65 impulsadas en 82 partidos, números que se quedaron cortos respecto con los que alcanzó en la campaña completa del 2008 (27 vuelacercas y 111 empujadas).

Soriano, de 34 años, jugó mucho más --117 partidos-- pero con sus dolencias en las rodillas terminó con un opaco promedio de .241, con 20 jonrones y 55 empujadas. Además, continuó su declive marcado en el robo de bases, con nueve en total. Tuvo que tolerar el ser blanco de abucheos por parte de la afición en el Wrigley Field.

ue la sombra del Soriano de años atrás, el que lideró en robo de bases con 41 jugando para los Yanquis en 2002, o el que terminó tercero en cuadrangulares con 46 vistiendo la camiseta para los Nacionales en 2006.

Existe la interrogante sobre el nivel de Soriano para correr a toda velocidad. El dominicano ha dicho que eso se verá a medida que transcurra la temporada.

``Ya lo veremos cuando pueda exigir la rodilla corriendo y poder hacer los cosas que no pude en la Dominicana. Así veré como estoy'', dijo Soriano.

``No pongo excusas por lo rodilla ... cuando me abuchean sólo me ayuda para ser un mejor jugador'', añadió.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal