La Verdad

sábado, 27 de febrero de 2010

LF proclama con nueva Constitución RD continuará camino del fortalecimiento institucional

El presidente Leonel Fernández inicio su discurso ante la Asamblea Nacional, con la nueva Constitución, donde reiteró que está convencido que con la aprobación de estas disposiciones legales, en base al diálogo franco y abierto, la República Dominicana continuará avanzando por el camino del fortalecimiento institucional de su sistema democrático, “premisa fundamental para que pueda haber progreso y bienestar”.

“Esa nueva Constitución, que postula el Estado de Derecho, la eliminación de la arbitrariedad y el abuso de poder, la iniciativa popular en materia legislativa, la garantía al pleno ejercicio de las prerrogativas individuales, la equidad de género y la creación de un Tribunal Constitucional, constituye el punto de partida de lo que debe ser el objetivo político fundamental de la República Dominicana en el siglo XXI: la consolidación de la democracia, la libertad y el desarrollo”, precisó.


El mandatario dijo que todo esto, por supuesto, coloca al pueblo dominicano como artífice o actor fundamental de nuestro sistema político democrático. Así lo consigna, de manera inequívoca, el artículo 2 del nuevo texto, que dice así: “La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o en forma directa…”


Asimismo reconoció que con la aprobación de esa nueva Constitución, se requiere ahora de nuevos proyectos e iniciativas que contribuyan a modernizar, ajustar y adaptar nuestra actual legislación a lo estipulado en la nueva Carta Magna.


Entre los nuevos proyectos que deberán suscitar la atención de este Congreso Nacional, se encuentran, entre otros, la Ley de Partidos Políticos, que aunque no fue objeto de un acuerdo formal con la oposición cuando se suscribió el pacto en favor de la aprobación de la Constitución, responde, sin embargo, a la necesidad de reglamentar el sistema de partidos en el país.


Pero, además, se encuentran también la Ley de Administración Pública, la Ley de Participación Popular, la Ley de Procedimientos Administrativos, la Ley de Jurisdicción Contencioso – Administrativa, la Ley del Tribunal Constitucional y de los Procesos Constitucionales, la Ley de Expresión y de Medios de Comunicación, la Ley de Radio, Televisión e Internet o Ley de Audiovisuales, la Ley de Clasificación de la Información, la Ley de Publicidad y la Ley de Cine.


De igual manera, habrán de producirse modificaciones a la Ley sobre el Defensor del Pueblo, el Recurso de Amparo, la Ley Electoral, la Cámara de Cuentas y la Ley de Municipios y el Distrito Nacional.


Situación de Haití


En lo que respecta a Haití, el jefe del Estado reafirmó lo que ya he sostenido en varias oportunidades: el profundo orgullo que siento por nuestro pueblo, el pueblo dominicano, ante la enorme capacidad de solidaridad y cooperación demostrada con motivo de la tragedia que recientemente sacudió de espanto y de dolor al hermano pueblo haitiano.


Diversas historias podrán ser contadas de los múltiples actos de apoyo y solidaridad realizados tanto por instituciones del Gobierno como por organizaciones del sector privado, pero la que probablemente más perdurará en el recuerdo, por su inmenso sentido humanitario, será la de una madre dominicana lactando a una criatura haitiana.


En ese momento el mandatario pidió un aplauso para la señora Sonia Marmolejos, quien fue invitada al acto solemne en el Congreso Nacional


Se refirió al trabajo de diversas instituciones del Estado dominicano en Haití, en el diseño de planes e iniciativas para dar respuesta, en lo inmediato, a los daños causados por el terremoto, así como también a la elaboración de un plan integral, de mediano y largo plazo, de desarrollo económico, social y político del país.


Esos trabajos culminarán con la celebración aquí en Santo Domingo, durante el mes de junio, de una Cumbre Mundial por el Futuro de Haití, como ya se ha informado a la opinión pública, en la cual se procura establecer el compromiso de la comunidad internacional en hacer de la hermana República de Haití, una nación digna de mejor destino.


Con el respaldo inicial, espontáneo, que en su hora de dolor esa comunidad internacional ha tenido para con nuestros vecinos más próximos, nos sentimos animados en pensar que a escala mundial ya se tiene plena conciencia del imperativo moral que resulta de ir en auxilio de la primera nación, formada por descendientes de africanos, que en base a la sangre y al sacrificio de sus mejores hijos, se declaró libre del yugo de la esclavitud y del dominio de cualquier potencia imperial.


Se refirió al terremoto ocurrido en Chile, de una intensidad de 8.8 en la Escala de Richter, ala tiempo que expresó su solidaridad con el pueblo de Salvador Allende, de Pablo Neruda y Michelle Bachelet.


Dijo que en el plano internacional, su misión es convertir a la República Dominicana en un centro mundial para la paz.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal