La Verdad

jueves, 30 de julio de 2009

El sistema energético colapsó ayer en toda la región del Sur

Ayer colapsó de forma estrepitosa el sistema energético en la región Sur del país dejando apagadas por más de 10 horas provincias como San Cristóbal, Peravia, San José de Ocoa, Azua, Barahona y San Juan de la Maguana, afectando de forma considerable las actividades comerciales de distintos negocios y empresas, así como actividades cotidianas de muchos hogares que no podían encender ni un abanico para combatir la fuerte ola de calor que abate esta cálida zona del país.

Los pobladores de esta región se preguntaban las causas de esta estrepitosa falla, pero no hallaban explicación, ya que los técnicos y ejecutivos de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (Edesur) no daban explicaciones del problema. LISTÍN DIARIO trató en vano de hacer contacto con algunos de estos ejecutivos, los que todavía ayer a las 5:00 de la tarde se trataban de localizar sin éxito alguno.

El apagón general de ayer miércoles en el Sur del país se suma a la ola de interrupciones en este servicio que desde hace meses mantienen en estado de irritación a poblaciones completas de esta región, las que han recurrido a todo tipo de protestas en busca de que la empresa energética corrija esta situación, que provoca apagones hasta de 10 y 12 horas de forma cotidiana. Desde San Cristóbal el corresponsal Domingo Uribe reporta que en esta ciudad “la situación es tan difícil que hasta el circuito 24 horas se ha caído” y la gente está al borde de la desesperación.

No cesan
Desde San José de Ocoa Y Azua, los corresponsales de LISTÍN señalan que los apagones no cesan y que aquí ya la gente ni sabe cuándo el servicio viene o se va, ya que las interrupciones superan diariamente las 12 horas.

Los ocoeños han llegado al punto de la desesperación con esta situación que recientemente decenas de organizaciones campesinas y comunitarias convocaron a la población y realizaron una peregrinación desde la ciudad de Ocoa hasta el Cruce de Ocoa, en la carretera Baní-Azua, donde fueron dispersados por unidades policiales, que dieron macanazos, lanzaron gases lacrimógenos, dispararon y apresaron personas.

En Baní, las protestas por los apagones han llevado a esta población a través de grupos organizados a realizar vigilias en parques, caminatas por calles de la ciudad y zonas rurales, quemas de neumáticos y el montaje de piquetes frente a las oficinas de Edesur aquí, para reclamar el cese de los apagones que hasta los circuitos 24 horas padecen las fallas energéticas del sistema.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal