La Verdad

jueves, 30 de abril de 2009

Galván despide a sus muertos en entierro simultáneo

La población de Galván en Neiba despidió este miércoles a sus muertos del trágico accidente en la carretera Baní-San Cristóbal con seis entierros simultáneos.

Robinson Peña, cobrador del autobús, quien resultó muerto en el accidente, dejó dos hijos en la orfandad.

El padre de Peña pidió a las autoridades esclarecer las verdaderas causas del accidente, en cual perdió la vida su vástago.

El entierro múltiple fue realizado en el Cementerio Municipal de Galván, bajo las expresiones de dolor y desolación de los familiares de los fallecidos.

igual dolor expresa Jenny Jiménez, nieta fallecidos, quien tuvo que darle el último adiós a dos de sus más queridos parientes.

Y es que este miércoles las calles de Galván se enlutaron, ya que los lugareños se trasladaron al cementerio municipal, en donde de manera simultánea sepultaron a las victimas mortales.

Algunos familiares que aun no se resignan, piden que se esclarezca el trágico accidente.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal