La Verdad

jueves, 27 de noviembre de 2008

Pellerano: “Camino hacia el paredón moral con la frente en alto”


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los ex ejecutivos del desaparecido Bancredito, Arturo Pellerano Y Felipe Mendoza, ingresaron este jueves a las 2:00 de la tarde a la cárcel de Najayo para comenzar su condena de ochos años de prisión por fraude contra ahorrantes del banco.
Ambos ejecutivos fueron trasladados a la cárcel, escoltados por dos yipetas de seguridad, luego de presentarse ante el juez de la Ejecución de la Pena del Distrito Nacional, Saulo Ysabel Díaz.

A su llegada a la penitenciaria, fueron recibidos por el alcalde Garibaldi Alberto Castellanos, quien explicó que se les daría entrada luego de que se les practicara un examen médico.
Luego de que su ingreso al penal fue registrado, Pellerano saludó a Luis Álvarez Renta, interno en Najayo por su participación en el fraude cometido a través del desaparecido Banco Intercontinental (Baninter).

Álvarez Renta los acompañó cuando se dirigían a la celda donde Pellerano y Mendoza estarán recluidos, ubicada en el mismo sector donde guardan prisión Ramón Báez Figueroa y Marcos Báez Coco, condenados por el fraude millonario a través del desaparecido Banco Interncontinental (Baninter).

Fuera de la celda donde están recluidos Pellerano y Mendoza se encontraban sus familiares y junto a ellos algunos ejecutivos de Omnimedia, quienes se presentaron al recinto carcelario para despedirse de los ex banqueros.

Pellerano y Mendoza se presentaron este jueves a las 10:45 de la mañana ante el juez de Ejecución de la Pena, Saulo Ysabel Díaz, para poner en marcha la pena de ocho año de prisión en su contra.

“Yo soy inocente y conmigo se está cometiendo una injusticia”, indicó Pellerano al arribar al Palacio de Justicia en compañía de sus abogados.
Cuando era conducido por un equipo de agentes de seguridad del Poder Judicial, Pellerano insistió que será “el primer preso que va a la cárcel, sin tener acusadores civiles y públicos”.

Luego de 15 minutos de permanecer en despacho del procurador, Alejandro Moscoso Segarra, Pellerano fue trasladado al tercer piso del Palacio de Justicia, a la oficina del juez Ysabel Díaz.

Mientras la atención de la prensa se concentraba en Pellerano, Mendoza ya se encontraba con el juez.

Acusaciones contra el Banco Central
Luego de que el ex presidente del Banco Nacional de Crédito (Bancredito) ingresó a la oficina de Ysabel Díaz, los miembros de su oficina de abogados distribuyeron una declaración en la que el ex banquero insiste en su inocencia y acusa al Banco Central de encabezar una persecución en su contra.

“Camino hacia el paredón moral con la frente en alto; no doblegarán mi dignidad, ni la de mi familia”, indicó Pellerano en el documento distribuido por su abogados.

En el comunicado, Pellerano asegura que “soy un preso, sobre todo, del Banco Central, que es la mano poderosa y encubridora que ha guiado todo este proceso”.

Según el ex ejecutivo bancario, “las autoridades han impulsado esta comedia, falsificando documentos y han permitido que corredores de seguros suplantaran a peritos en auditorías para realizar un falso informe forense”.

Al referirse al desinterés de la Procuraduría General de la República de seguir el caso en casación, Pellerano subraya que “conmigo se comete un vulgar atropello; he sido condenado sin que haya acusadores ni pruebas, sin interés del Ministerio Público en el caso”.

“Voy a prisión por un caso que no existe, pero en realidad por una acusación del Banco Central que todavía no ha empezado a ser conducida en los tribunales y que no se me ha permitido defenderme”, agrega en referencia al caso judicial abierto por el Ministerio Público y que aún está en primer grado.

Pellerano y Mendoza fueron condenados en septiembre pasado por la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional a ocho años de prisión y al pago de 2.5 millones de pesos cada uno por el fraude contra ahorrantes del Bancredito.

Además, la Suprema Corte de Justicia (SCJ) declaró a principios de noviembre como inadmisible el recurso de casación presentado por ambos ejecutivos contra la condena de la Corte de Apelación.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal