La Verdad

jueves, 22 de julio de 2010

Sobeida no habló en el vuelo y se maquilló antes de bajar del avión

Sobeida volvió a Najayo. Diez meses después de haber estado en esa prisión por un corto tiempo, de ser puesta en libertad bajo fianza y de burlar a la justicia dominicana, la mujer más buscada del país decidió regresar por su propia voluntad luego de acogerse a un beneficio que prevé la ley federal de Estados Unidos y que la puso en un avión de vuelta a Santo Domingo.

La nave privada, rentada por las autoridades dominicanas, aterrizó a las 7:30 de la noche en el aeropuerto internacional Las Américas.

Sobeida Félix Morel no intercambió una palabra en todo el trayecto, ni con los tres agentes federales que la custodiaban, ni con los funcionarios que fueron por ella a Puerto Rico: el fiscal del Distrito Nacional Alejandro Moscoso Segarra, el procurador adjunto Frank Soto y el fiscal adjunto José Dantés Díaz.

“Sobeida Félix Morel solicitó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (de Puerto Rico) su salida voluntaria”.”
Iván Ortiz, portavoz del Servicio de Migración y Control de AduanasA Najayo
La misma lluvia que la recibió primero en la cárcel federal de Guaynabo, en San Juan, el sábado pasado -el día que se entregó-, la recibió en Las Américas donde todavía en la pista tuvo que esperar veinte minutos hasta que llegara el cuerpo de seguridad que debía llevarla a Najayo.

El equipo, y toda la prensa dominicana, la esperaba en el aeropuerto de la base aérea de San Isidro, pero el avión aterrizó en el AILA debido al mal tiempo.

“La señora Sobeida Félix Morel solicitó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (de Puerto Rico) su salida voluntaria, la cual fue concedida”, reveló anoche por teléfono a LISTÍN DIARIO Iván Ortiz, portavoz del organismo.

Según el funcionario, la salida voluntaria es un recurso que excluye la deportación o la extradición y al que cualquier persona puede recurrir. Al acogerse al beneficio, esa persona puede volver a solicitar visa y entrar legalmente a territorio norteamericano, siempre y cuando el Departamento de Estado de EEUU acceda a ello.

El martes, una fuente informó a LISTÍN DIARIO que Félix Morel había sido trasladada de la cárcel federal de Guaynabo a otro recinto fuera de la jurisdicción federal, aunque seguía bajo custodia del FBI.

Nada de ella
Así estuvo desde que se entregó el pasado sábado en el barrio de Santurce, en el mismo lugar donde su compañero José Figueroa Agosto fue detenido más temprano por agentes federales y la Policía de Puerto Rico. Daisy, la hermana de Sobeida, también fue apresada cuando el capo puertorriqueño la dejó en el aeropuerto.

Desde entonces nadie la vio hasta su regreso a Santo Domingo.

Durante cuatro días (Félix Morel se entregó a las 6:50 de la tarde del sábado) se dijo que Figueroa Agosto había negociado su entrega a cambio de la seguridad de Sobeida; que iba a ser procesada por la justicia federal para evitar su deportación a República Dominicana; que la investigaban por su vínculo con el narcotráfico, y hasta que estaba embarazada.

El lunes, las autoridades dominicanas iniciaron el proceso de deportación desde Puerto Rico de la prófuga de la justicia. Ese día, el cónsul general dominicano en San Juan, Máximo Taveras, dijo a LISTÍN DIARIO que hasta ese momento sólo se trataba de una indocumentada y que estaba por visitarla en prisión, aunque entonces no sabía que Félix Morel había sido llevada a otra cárcel, igual que su hermana.

Figueroa Agosto
El mismo lunes, Fernando Carlo, abogado de Figueroa Agosto, afirmó que su cliente estaba “extremadamente” preocupado por la seguridad de Félix Morel, pero dijo que no existía ningún acuerdo entre su defendido y las autoridades para garantizar la protección de la detenida.

En la corte federal, en San Juan, se esperaba que Sobeida fuera presentada para que se le leyeran sus derechos pero nunca apareció, nunca la acusaron y pocos funcionarios dieron razón de ella hasta este miércoles.

Ayer, la portavoz de la Fiscalía de Puerto Rico, Lymarie Lloret-Ayala, fue la primera.

“La jefa de la Fiscalía Federal, Rosa Emilia Rodríguez, y el director del Servicio de Migración y Control de Aduanas, Roberto Escobar, se reunieron con autoridades dominicanas”, dijo Lloret a LISTÍN DIARIO. La suerte de Félix Morel estaba echada y horas después viajaba rumbo a Santo Domingo.

Tras una hora de vuelo, cansada por el trajín del día, dubitativa siempre, Sobeida se maquilló en el avión antes de bajar. Iba vestida de negro.

EL ABOGADO DE SOBEIDA DICE NO HUBO ACUERDO
Félix Portes, abogado de Sobeida Félix Morel, dijo anoche que confiaba que el Ministerio Público garantice la seguridad de su cliente, y negó que la detenida hubiera negociado con las autoridades puertorriqueñas para evitar su deportación.

El abogado agregó que es natural la preocupación que existe en torno a la protección de su defendida, debido a las implicaciones en que su caso está envuelto.

“Si hubiera habido algún acuerdo se hubiera quedado allá”, dijo Portes a LISTÍN DIARIO en la base aérea de San Isidro, donde debía llegar el avión que traía a Félix Morel desde Puerto Rico.

Portes agregó que Sobeida deberá ahora enfrentar a la justicia dominicana.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal