La Verdad

miércoles, 21 de julio de 2010

Santo Domingo amanece arropado en lluvias

La ciudad de Santo Domingo amaneció este miércoles bajo un fuerte aguacero que ha dejado calles, avenidas y túneles inundados. Situación que ha dificultado que los ciudadanos acudan a sus trabajos a tiempo.

La circulación vehicular se hizo muy lenta debido a las inundaciones ya que muchos vehículos sufrieron desperfectos mecanicos y en sus sistemas electricos por lo que no podian avanzar provocando tapones.

Así las calles del Polígono Central y de otros sectores de la Capital se convirtieron en un verdadero lago debido a que el drenaje era lento o nulo en muchos casos.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó que las condiciones actuales se deben a un disturbio tropical que abarca desde las Antillas Menores hasta territorio nacional y mantiene un potencial de desarrollo de un 70 por ciento para convertirse en una depresión o tormenta tropical en los próximos dos días.

Sin embargo, agrega el boletín de la Onamet que los vientos en los niveles superiores no son favorables para el desarrollo de la tormenta tropical a medida que se mueva al Oeste-Noroeste, de manera que permanecerá como un gran campo nuboso, y a su paso, provocará fuertes aguaceros y ráfagas de vientos en el litoral costero del Atlántico.

Según los modelos de trayectoria, de haber un desarrollo como Ciclón en aguas el Atlántico, no tendrá efectos directos sobre nuestro país.

En el territorio nacional los aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de vientos continuarán en el día de hoy, con mayor frecuencia e intensidad en las regiones Norte, Noreste, Este, como consecuencia de la inestabilidad que hay en la masa de aire y a una vaguada localizada en el Canal de la Mona.

Conforme al boletín de la Onamet, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene un aviso contra inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra para las provincias de Mara Trinidad Sánchez, Duarte (en especial los del bajo Yuna) y Monte Plata, y mantiene alerta contra inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra a los residentes en zonas bajas próximo a ríos, arroyos y cañadas en las provincias de Samaná, Sánchez Ramírez, Hato Mayor, El Seibo, La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, San Cristóbal, San José de Ocoa, Peravia, Barahona, La Vega, Monseñor Nouel, Santo Domingo y el Distrito Nacional.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal