La Verdad

martes, 6 de julio de 2010

Sargento acusado abandonar Medina Abud dice fue coronel Luis Sánchez Mejía, quien lo llevó de Najayo al tribunal

El sargento de la Policía Josué Elías Mota Almonte, a quien la comisión que investigó el abandono del recluso Frederick Medina Abud en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva dispuso su separación de las filas, se quejó de que permanece preso desde el lunes 28 de junio sin una orden judicial.

Dijo que fue el teniente coronel Luis Sánchez Mejía, a quien la comisión recomendó 30 días de prisión, que llevó y custodió a Medina Abud de Najayo al Palacio de Justicia, pero que ahora se busca culpabilizarlo a él por lo sucedido.

Durante una conversación vía telefónica con los conductores del programa de televisión El Despertador, desde el Centro de Operaciones Especiales, Mota Almonte explicó que el pasado 22 de junio salió como custodio de los cinco acusados del caso Paya, y el teniente coronel llevó a Medina Abud en su vehículo, junto a un sargento apodado “Sonrisa”, hacia el Palacio de Justicia, a quien despachó en el camino.

“El coronel dejó al sargento en pintura. El le dijo que se vaya y se fue”, dijo al relatar una conversación con el sargento “Sonrisa”, luego de su apresamiento.

El sargento explicó que llegó al Palacio de Justicia a las 9:10 de la mañana y una hora después llegó el teniente coronel con Medina Abud.

Manifestó que estando en el Palacio de Justicia el teniente coronel le ordenó dejar a los presos del caso Paya, para trasladar hasta el cuarto piso a Medina Abud, quien fue llevado en calidad de testigo, hasta que comenzara el juicio, y que 40 minutos después un chofer subió a buscarlo y juntos, los tres, regresaron a la sala.

“Medina Abud estaba sentado al lado del teniente coronel y yo detrás, con los acusados del caso Paya”, señaló.

El sargento Mota Almonte indicó que al finalizar el juicio, el teniente coronel Luis Sánchez Mejía le ordenó devolver a Najayo a los presos del caso Paya, a quienes custodiaba junto a miembros de la Procuraduría y del penitenciario, quedándose solo con Medina Abud en la sala.

Explicó que se enteró del abandono del recluso ese mismo día, al recibir una llamada cuando se encontraba acostado en su casa.

Manifestó su temor de que lo quieran involucrar en algo peor, ya que luego de ser interrogado, el general Franklin Vittini Durán, de la comisión que investigó el hecho, le dijo “tu no tienes nada que ver con eso, vete para tu casa”, pero que posteriormente fue detenido sin ninguna orden judicial.

Mota Almonte dijo que todavía no ha recibido notificación de su separación de las filas de la Policía y sus padres, Feliciana Almonte y Abad Josue Mota, quienes participaron en la entrevista del programa de televisión, aseguraron que este mes le pagaron el sueldo a su hijo.

Los padres del sargento Mota Almonte, con lágrimas en los ojos, pidieron una investigación más profunda del caso y que se revise la hoja de servicio de su hijo.

“No tenemos recursos, yo lo que soy es un simple chofer de carro público, por eso estamos aquí. Temo por la seguridad de mi hijo. Yo no duermo pensando en lo que pueda suceder. No confío en nadie”, expresó el padre del sargento.

Su madre dijo que Mota Almonte vive con ellos y lo único que posee es un motor que “hasta con una gota de agua se pincha en cualquier momento”, pues las gomas están “lisas”, y éste no tiene dinero ni para cambiarlas por unas en mejor estado.

La señora Feliciana Almonte, quien es asistente de un médico, indicó que el sargento tiene un hijo de cuatro años y que en ocasiones ellos tienen que darle dinero para que le eche gasolina al motor para ir a trabajar.


Recomendar este articulo por: Facebook Twitter Digg this del.icio.us Technorati Yahoo

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal