La Verdad

martes, 31 de marzo de 2009

Impiden salida esposa Quirino hasta que archiven expediente


SANTO DOMINGO.- La Fiscalía del Distrito Nacional colocó ayer impedimento de salida del país a la esposa del ex capitán Quirino Paulino Castillo, Belkis Elizabeth Ubrí Medrano, quien no podrá viajar a los Estados Unidos hasta tanto el Ministerio Público retire la acusación presentada en su contra.

Alejandro Moscoso Segarra, fiscal del Distrito, dijo que decidieron colocarle impedimento de salida porque una jueza de instrucción había revocado la medida de coerción impuesta en su contra.

“Nosotros responsablemente le colocamos impedimento de salida a Ubrí Medrano, hasta tanto no se resuelva su situación aquí en la Fiscalía del Distrito Nacional, de retirarle la acusación en los tribunales”, expresó.

Indicó que tan pronto el tribunal que resulte apoderado del juicio de fondo acoja el retiro de acusación, ese mismo día Ubrí Medrano podrá salir del país, pero antes no, porque se enviaría un mal mensaje al país.

Moscoso Segarra precisó que la esposa de Quirino debe salir del país luego que la Fiscalía retire la acusación y se archive definitivamente el expediente en su contra, en virtud del acuerdo al que arribó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York con el ex capitán Paulino Castillo. Producto de ese acuerdo se ha retirado la acusación que pesaba contra otros familiares de Quirino, quienes ya han salido del país.

De su lado, Félix Damián Olivares, abogado de Ubrí Medrano, sostiene que nada impide que su defendida salga del país hacia Estados Unidos, como lo han hecho otros familiares del ex capitán Paulino Castillo.

Consideró que Ubrí Medrano no tiene impedimento de salida, ya que el mismo le fue retirado por la entonces jueza del Quinto Juzgado de la Instrucción, Natividad de los Santos, a raíz de conocer una solicitud de juicio preliminar.

Sostuvo que Ubrí Medrano es una ciudadana que debe ser estimada y tratada como inocente.

La imputada tiene un proceso abierto, luego de que la Segunda Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional anuló una sentencia de cinco años de prisión dictada en su contra, ordenando la realización de un nuevo juicio.

Explicó que ésta no pudo viajar la pasada semana por prudencia, porque el fiscal Moscoso Segarra no había dado el visto bueno, a pesar de que había anunciado que se mantenía el acuerdo entre la Fiscalía de Nueva York y Quirino.

“Nosotros quisimos esperar por prudencia, esperamos esa decisión del fiscal y como teníamos informaciones de que se encontraba en Puerto Rico, quisimos esperar”, expresó Damián Olivares, quien dijo que la salida de su defendida depende del fiscal Moscoso Segarra.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal