La Verdad

lunes, 30 de marzo de 2009

Aseguran OPRET entregará túnel de la Núñez en poco tiempo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Llegan a su etapa final los trabajos para concluir el drenaje del túnel de la avenida Núñez de Cáceres, que recolectará las aguas pluviales de doce importantes sectores de la ciudad.

La terminación de la obra fue confiada al ingeniero Diandino Peña, director de la Oficina para el Ordenamiento del Tránsito (OPRET), quien dispuso trabajar mañana, tarde, y noche, para concluir el proyecto que lleva en ejecución tres periodos de gobierno.

La construcción del túnel de drenaje pluvial y sanitario que lleva en ejecución tres periodos de gobierno, fue iniciada en la primera gestión del presidente Fernández, en 1998.
El proyecto era ejecutado por la empresa Amina S.A., que invirtió en una tuneladora, la primera utilizada en el país.

Para el mes de febrero del 2008, el calculó de la inversión rondaba los 200 millones de pesos y se esperaba que el costo total de la obra alcanzaría los 350 millones, porque en casi diez años los costos se habían elevado considerablemente. Inicialmente la obra había sido presupuestada en 60 millones de pesos.

El plan incluía construir otro túnel en la avenida Luperón, en una segunda etapa, pero por su elevado costo, Obras Públicas lo descartó cuando retomó la obra, rediseñándola de manera que bajara un poco la pendiente en la Núñez para tomar las aguas de los puntos más críticos de dicha avenida, en la cual se acumula un caudal de agua cuando llueve, a través de la Gustavo Mejía Ricart.

Se recuerda que en marzo del 2006, los titulares de Obras Públicas y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), ingenieros Freddy Pérez y Richard Martínez, respectivamente, anunciaron la inversión de 330 millones de pesos en la solución definitiva del drenaje de esa zona, solución que incluía eliminar la acumulación de agua en la laguna situada en la intersección de las avenidas Núñez de Cáceres con Gustavo Mejía Ricart.

La extensión del túnel es de dos y medio kilómetros cuadrados, que abarcan desde el túnel vial construido en uno de los gobiernos de Joaquín Balaguer, hasta la intersección de la Gustavo Mejía Ricart.

El túnel está delimitado al Norte por la John F. Kennedy, al Sur por la 27 de febrero, al Este por la Carmen de Mendoza y al Oeste por la avenida Palacio de los Deportes. Hay dos mil metros excavados terminados, equivalentes a dos kilómetros.

Unas cinco brigadas, conformadas por 12 hombres cada una, trabajan las 24 horas en varios turnos y puntos diferentes con la finalidad de concluir la obra que resolverá el problema del drenaje pluvial en la zona, en no más de 4 meses, según lo expresó el subdirector de la Opret, Leonel Carrasco.

La obra fue dispuesta por el presidente Leonel Fernández desde antes de que se construyera el parque Ambiental de la Avenida Núñez de Cáceres, pero nunca se le dio el carácter que ameritaba, hasta ahora, cuando la Opret se hizo cargo de los trabajos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal