La Verdad

lunes, 29 de diciembre de 2008

Los parques de Santo Domingo están amenazados por el olvido

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La basura, la delincuencia, el acelerado proceso de urbanización y el olvido de las autoridades ponen en peligro la vida de los parques nacionales urbanos de la capital y la provincia Santo Domingo y en el caso del Parque del Este, ninguna autoridad se encarga de su mantenimiento.

“Lo que nos hace falta es la integración de la sociedad. La sociedad debe entender que los parques y las áreas verdes hay que preservarlas, hay que mantenerlas y usarlas”, comentó Reinaldo Soriano, administrador del Parque Mirador Norte.

Soriano explicó que las tormentas de la recién concluida temporada ciclónica país provocaron inundaciones en ese parque, el más grande de la provincia, arrastrando toneladas de basura a gran parte del área verde situada en los alrededores del lago artificial Yaguaza.

Pese a los daños sufridos por las lluvias, Soriano detalla que el parque está en recuperación y limpieza. Cuenta con sólo 130 empleados del área de jardinería y agentes de seguridad para proteger sus nueve kilómetros de extensión.

El Parque del Este, que aloja instalaciones de federaciones deportivas, entre ellas tiro con arco, balonmano, tenis, fútbol, levantamiento de pesas, tenis de mesa, gimnasia y de jockey, ha sido saqueado.

Otro problema que afecta este parque es la basura. Su principal estanque de agua luce abandonado y cubierto de basura.

ÁREAS VERDES

Los parques Mirador del Norte, Mirador del Sur y Mirador del Este forman parte de un conjunto de áreas verdes creadas en los gobiernos del extinto presidente Joaquín Balaguer, caracterizados por sus extensas masas territoriales compuestas por lagos artificiales, estanques y árboles de todo tipo que han servido de hogar para varias especies de aves y peces.

Mientras los equipos y materiales de algunos pabellones deportivos han sido robados, en el área de fútbol permanece intacta, aunque llena de polvo. La filtración de agua afecta el techo. Las banquetas para el área VIP se ven destruidas, mientras que los asientos de los espectadores están cada vez más sucios y deteriorados.

Los baños en las casetas están arruinados, al tiempo que la basura y la hierba se apoderan de todo espacio limpio.

Sin nadie que lo cuide

“Da mucha tristeza ver este parque así, porque este parque da pena en la condición en que está. Las autoridades competentes se han descuidado, no se a quién le corresponde, si al ayuntamiento o a la Secretaría de Deportes pero ambas instituciones se han descuidado. Nadie se ha percatado de que el parque está tan abandonado”, comenta Leandro Figuereo, psicólogo clínico.

Figueres reside desde hace 30 años en el sector Los Tres Ojos y cuenta que todas las tardes visita el parque para poder estudiar inglés tranquilamente. Comenta que en años atrás muchas familias visitaban el parque, pero que por causa de los delincuentes que azotan la zona dejaron de venir. “Construir este parque tuvo un costo muy elevado y no es justo que se abandone así”, expresó.

El parque Mirador del Este fue inaugurado en el 1978 y en ese entonces quedó a cargo de la Dirección General de Parques.

Más tarde en 1992, luego de la inauguración del monumento Faro a Colón, el ex presidente Joaquín Balaguer mediante el decreto número 290-92 dispuso la creación del Patronato Faro a Colón.

Enredos administrativos

Asimismo, en el decreto número 57-95 dejó establecido que el Parque Mirador del Este debía quedar bajo la responsabilidad del patronato, porque su ubicación en el lado este de los Jardines del Faro a Colón complementaba el paisaje urbanístico del monumento.



Ya la naturaleza de aquella realidad es totalmente diferente; el Mirador del Este ya no es un parque ecológico cultural, es un parque deportivo"

Andy Mieses
Director del Faro a Colón
En ese entonces, el Patronato Faro a Colón era el responsable de “mantener el carácter y la naturaleza del área de recreación pública del parque Mirador del Este, pudiendo utilizarlo para fines que complementen el carácter histórico y museográfico del Monumento”.

Sin embargo, Andy Mieses, director del monumento Faro a Colón, explica que la administración del Parque Mirador del Este dejó de ser su responsabilidad desde el 2002, cuando los terrenos del parque fueron escogidos para la construcción de las instalaciones deportivas de los juegos panamericanos celebrados en el 2003.

Para la construcción del complejo deportivo del depredado parque del Este se dispusieron 942 millones 892 mil pesos provenientes de préstamos internacionales e ingresos discales.

Según Mieses, a partir del 2003 se creó un patronato en las instalaciones del parque del Este, el cual en sus inicios fue presidido por Ramón Hipólito Mejía, hijo del entonces presidente Hipólito Mejía. Pasados los juegos Panamericanos del 2003, las instalaciones pasaron a la Secretaría de Estado de Deportes.

“Esta secretaría tiene un subsecretario de deportes que es el director de las instalaciones deportivas del parque mirador del Este. A partir de la puesta en marcha de la Secretaría de Cultura, el Faro ya no maneja un presupuesto a parte, sino que forma parte de las instancias de la secretaría como institución rectora. Había un patronato en el Faro y también fue disuelto por esa ley”, indicó Mieses.

Parque deportivo

A juicio del director del Faro a Colón, el parque del Este dejó de ser un parque recreativo, ecológico y cultural para convertirse en un parque deportivo.



“Ya la naturaleza de aquella realidad es totalmente diferente a la realidad de hoy porque ya no es un parque ecológico cultural es un parque deportivo, ahora fue convertido en un parque deportivo, esencialmente deportivo con canchas de tenis, con un sin numero de cosas que esta historia del problema del parque, es una historia propia del parque que se inicia en el 2003 con la inauguración de los juegos olímpicos”, alega.

Andy Mieses recuerda que el levantamiento de esas obras fue objeto de varias protestas por parte de las instituciones comunitarias y moradores de zonas aledañas, alegando que se estaba afectando el cinturón verde de Santo Domingo Oriental y al mismo tiempo, de los terrenos que servían como instrumento de recreación para cientos de familias.

En la Secretaría de Estado de Deportes (SEDEFIR) ninguna persona consultada accedió a ofrecer informaciones respecto a los presupuestos, autoridades, ni las condiciones en las que se encuentran las instalaciones del Parque del Este.

El subsecretario de Deportes de la Zona Oriental, Soterio Ramírez, quien de forma presunta es el responsable de mantener el cuidado de las instalaciones del Parque Mirador del Este, tampoco respondió a Clave Digital.

Delincuencia

Aunque es uno de los mejor cuidados, el Parque Mirador Sur ha sufrido en los últimos años la presencia de la delincuencia, con frecuentes atracos a los visitantes, muchos de los cuales acuden a hacer ejercicio.

Inaugurado en el año 1970, el Mirador Sur tiene una extensión de seis kilómetros de largo y 150 metros de ancho. Está bajo el cuidado del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), que realizar un proceso de reforestación con plantas de caoba.

El parque también está permanentemente bajo el cuidado del personal de limpieza del ADN. Dentro del área de juegos, el ADN construyó un nuevo parque infantil como parte de su proyecto Las Canquiñas.

Josefa Pérez, arquitecta de proyectos del ADN, opina que se ha reforzado la vigilancia policial dentro y fuera del parque.

Nicolás Enríquez, residente en el sector Bella Vista, afirma que los atracos no han sido controlados en su totalidad.

Pese a los proyectos del ADN, la falta de saneamiento del lago artificial afecta a los peces que viven en él.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal