La Verdad

lunes, 29 de diciembre de 2008

Cardenal atribuye males humanidad al pecado, perversión y la corrupción

Los males que afectan el mundo son originados por el pecado, la perversión y la corrupción, consideró este domingo Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, quien también mostró su esperanza de que el país superará en el 2009 los problemas que los afectaron durante este año a escasos días de finalizar.

El máximo representante de la Iglesia Católica e el país rememoró los problemas causados por varios fenómenos naturales, que a principios de este año, ocasionaron grandes daños a la agricultura.

"Los gravísimos desordenes económicos que hay hoy día a nivel mundial son fruto del pecado, la corrupción y la perversión", afirmó López Rodríguez, durante una homilía en la Catedral Primada de América.

El prelado católico también aconsejó a las autoridades atender a las personas que están en una difícil situación, a fin de que haya facilidad de alimentos para los que tienen precariedad.

Pidió al Señor que nos de paz y tranquilidad a los dominicanos que es lo primero que necesitamos, "mucha salud para continuar trabajando por este pueblo".

Demandó mejorar las condiciones de trabajo para el pueblo dominicano, a pesar de reconocer que en el mundo hay dificultades, producto de la crisis económica, "pero siempre el cristiano tiene derecho a pedirle al Señor que las condiciones de vida, sobre todo para los que menos tienen, sean mejores".

Exhortó al pueblo a fortalecer la familia, y luchar contra la violencia, tras considerar que "ese es un mal que nos afecta constantemente". "Pero hay otras calamidades que tenemos que enfrentar. Con plena confianza, estamos seguros de que el Señor y la Virgen de la Altagracia nos van a ayudar", enfatizó López Rodríguez

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal