La Verdad

jueves, 30 de octubre de 2008

Capo capturado en RD llevó 10 mil kilos coca a EU junto a otros 18 miembros red

Por Manuel Frontán
SANTO DOMINGO


Un narcotraficante de origen puertorriqueño capturado en el país por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) era el tercer hombre en importancia de una red integrada por 19 individuos que logró importar 10 mil kilos de cocaína y cientos de kilos de heroína a Estados Unidos, usando a Puerto Rico, República Dominicana y las Islas Vírgenes como puente.

El grupo logró lavar US$70 millones generados por el negocio hasta que la banda fuera desmantelada por autoridades federales, a finales de 2003, aunque Juan León Serrano estaba prófugo de la justicia estadounidense desde 1999. No fue hasta hace poco que se determinó que estaba refugiado en Santo Domingo, donde fue arrestado el miércoles, informó la agencia antinarcóticos en un comunicado de prensa.

León Serrano vivía en Santo Domingo haciéndose pasar como Juan Manuel León Rodríguez, con una Cédula de Identificación que adquirió de manera fraudulenta, lo que le permitió permanecer cerca de 5 años sin ser detectado por los organismos de seguridad, en especial por la DNCD. Además de importar 10 mil kilos de cocaína, el imputado traficó junto a sus socios con cientos de kilos de heroína.

Era socio de la red integrada por los hermanos Aureliano y Elliot Giraud Piñeiro, Antonio Contreras, Walter Mangual Santiago, Shannon y Christopher Mcgrath Ferraiouli, Jaime Menéndez , Carlos Cáceres Cubero, Ignacio Pintado, Nilda Piñeyro, José Mattei, Ricardo Amador González, César García Cruz, Efraín de Jesús, Francisco Arroyo, Félix García Cherena, Mario Vélez y David Robles Matos.

Esa organización criminal, dice la DNCD, operaba con intensidad desde hace muchos años, aunque la investigación que terminó con el arrestó de los citados mafiosos había sido iniciada en 1991. El 16 de diciembre de 2003 un gran jurado federal presentó formalmente cargos contra esas personas por narcotráfico y blanqueo de dinero proveniente de la venta de cocaína y heroína.

De acuerdo a las autoridades, los miembros de la banda internacional tenían bases en Nueva Jersey, en San Juan de Puerto Rico, en Colombia y en las Islas Vírgenes, por lo que en el caso dominicano la DNCD mantendrá el caso abierto hasta detectar quienes eran sus socios, a los fines de proceder legalmente contra cualquier persona que resulte vinculada a la organización.

Además de los US$70 millones en efectivo mencionado por el gran jurado federal, los miembros de esa banda adquirieron ilegalmente una gran cantidad de vehículos y propiedades de lujo que en su momento, al parecer, fueron ubicados y confiscados por las autoridades de los EEUU en la vecina isla, de acuerdo a un informe ofrecido por el portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal