La Verdad

viernes, 9 de julio de 2010

Puerto Rico repatria madre dominicana junto a sus dos hijos menores

Las autoridades de inmigración y Naturalización de Puerto Rico (INS), por sus siglas en inglés, repatriaron al país, a una mujer y sus dos hijos menores que viajaron ilegalmente a esa isla, a bordo de una yola que salió de la República Dominicana, junto a un grupo de indocumentados.

La señora Evarista Suárez Rodríguez, de 33 años llegó repatriada al país, en el vuelo1735 de jet-Blue, procedente de San Juan, Puerto Rico, por el aeropuerto Las Américas.

Mientras que sus dos hijos de 6 y 8 años, respectivamente, llegaron repatriados por separado la anoche de este jueves en otro vuelo de esa misma aerolínea procedente de la vecina isla.

En el avión los dos niños vinieron escoltados por autoridades federales y de inmigración de Puerto Rico, quienes se aseguran de que los menores fueran recibidos por sus familiares.

Según el reporte, la señora, sus dos hijos y otros indocumentados fueron apresadas en enero del 2009 por la policía y el Servicio de Guarda Costa, cuando trataron de penetrar clandestinamente a Puerto Rico a bordo de una embarcación que salió desde territorio dominicano.

Suárez Rodríguez, según las autoridades permaneció presa en una cárcel de la vecina isla, por espacio de 4 meses.

Luego después de cumplir ese periodo de prisión la misma fue sentenciada por un tribunal puertorriqueño a 7 meses de reclusión domiciliaria hasta que se decidió repatriarla al país, este jueves.

Según se indicó, durante el tiempo que la madre de los niños estuvo cumpliendo prisión en una cárcel preventiva, los dos menores pasaron a custodia y protección de las autoridades federales norteamericanas en Puerto Rico.

Además de la alimentación y las atenciones médicas, los dos niños estudiaban en una escuela especializada pagada por el gobierno federal de Puerto Rico, hasta este jueves cuando se produjo su regreso definitivo a la República Dominicana.

Desde el aeropuerto Las Américas, la mujer fue trasladada al Departamento de Investigaciones de la Dirección General de Migración para los fines correspondientes.

Mientras que los dos niños, de 6 y 8 años, fueron entregados por las autoridades de migración de servicio en el aeropuerto a familiares de éstos quienes acudieron a la terminal a buscarles.

En los interrogatorios la madre narró que decidió hacer la peligrosa aventura de embarcarse en una yola junto a sus dos hijos porque aquí estaba pasando hambre y necesidades sin trabajo y sin un hogar donde criar decentemente a sus vástagos.

“Yo soy una madre soltera desesperada que no tiene recursos para poder sostener y educar a mis hijos y creí que yéndome en yola a Puerto Rico, podía hallar un mejor porvenir para mí y para ellos”, explicó a autoridades de migración de servicio en el aeropuerto.

Dijo que la embarcación llegó sin problema a las aguas boricuas, pero que allí fueron sorprendidos por varias unidades de la Guardia Costera de Estados Unidos y de la Policía quienes los apresaron y los condujeron detenidos.

“Esa fue una experiencia muy amarga que yo quiero olvidar para siempre porque pasamos muchas dificultades en el mar para llegar a Puerto Rico y sin embargo, de nada valió ese sacrificio” narró.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal