La Verdad

viernes, 26 de febrero de 2010

Leandro Guzmán dice que, con su libro, Angelita ha venido a burlarse de los dominicanos

El luchador antitrujillista Leandro Guzmán, quien fuera esposo de María Teresa Mirabal, dijo hoy que Angelita Trujillo, hija del dictador Rafael Leonidas Trujillo, ha venido a burlarse de los dominicanos con sus declaraciones sobre la vida de su padre y la muerte de las hermanas Mirabal.

Guzmán, señaló que ha leído en la prensa los planteamientos de Angelita Trujillo, tomados de su libro “Trujillo, mi padre”, y que, si llega a sus manos, va a leer el texto.

Precisó que la manifestación de ayer de familiares de víctimas de la tiranía de Trujillo, durante el acto de puesta en circulación del libro, muestra el odio que permanece entre los dominicanos a “una familia que lo tenía todo y que tuvo que irse al exilio permanente”.

MINERVA

Sobre la afirmación que hace Angelita, de que Minerva habría ido en tres ocasiones a reunirse con Ranfis Trujillo, hijo del tirano, en Boca Chica para rogar por la libertad de su esposo Manolo Tavarez, dijo que Minerva “era una fiera”. Para describir cómo era su manera de actuar recordó sus encontronazos con Trujillo. “Cuando Minerva se enfrentó por primera vez a Trujillo, en la década del 40, se negó a bailar con él diciéndole a la persona que le llevó, como mandado, la invitación del tirano “que los caballeros que quieren bailar con una dama van a buscarla a su mesa”. Dijo que cuando Trujillo se enteró de la respuesta la calificó de “altanera”.

Narró que, luego, bailó con ella en otro baile en el que tuvieron la famosa conversación en que él le preguntó qué pasaría si enviaba a seguidores suyos a convencerla para que fuera adepta a su régimen y ella le respondió que qué pasaría si era ella quien los convencía a ellos. Explicó que cuando fue asesinada, a principios de la década del 60, ya Minerva era la ideóloga de la lucha antitrujillista.

EL LIBRO

Angelita Trujillo se refiere en su libro a Leandro Guzmán, Manuel Aurelio Tavárez Justo y Pedro González, y sus esposas, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, como cabezas destacadas de la estructura comunista del país, que en el año 1960, según señala, fueron “encontrados culpables y condenados por la justicia dominicana a cumplir condena carcelaria en San Felipe, Puerto Plata, no por ser comunistas, sino por el hecho de organizar y planificar un atentado contra la vida del generalísimo Trujillo”.

Dice también que pese a la condena, su padre “perdonó” a Minerva y a sus hermanas. Ella asegura que su padre, quien ha sido acusado de violar y seducir decenas de mujeres de la época amparado en el poder y el terror, no era machista, “sino la persona más expresiva y galante con las damas”.

Leandro Guzmán fue entrevistado vía telefónica por los conductores del programa de radio Pulso Matinal.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal