La Verdad

miércoles, 28 de enero de 2009

Fiscalía prohíbe hablar sobre aeronave desaparecida

SANTIAGO.- La Procuraduría Fiscal de esta ciudad prohibió terminantemente a la encargada de las investigaciones sobre la desaparición de una aeronave con 12 personas el año pasado, ofrecer declaraciones a la prensa del caso, hasta que el mismo no esté concluído.

Así lo informó la magistrado fiscal Yenny Berenice Reynoso, directora técnica de la Procuraduría Fiscal, quien conjuntamente con otros funcionarios estatales, de seguridad aérea y de inteligencia del Estado, todavía indagan la desaparición de un avión con doce personas y que iba con destino a las Bahamas.

A pesar de que ya se cumplió un mes de esa desaparición, aún no se tienen detalles concretos de si sus tripulantes murieron o llegaron a su destino.

Cuando este periodista trató de entrevistar a la fiscal-adjunto Berenice Reynoso en su despacho del Palacio de Justicia, indicó que no podía ofrecer detalles de la investigación al respecto.

"Pero usted puede estar seguro de que sea lo que sea, se darán a conocer las conclusiones de esa investigación, que ha sido muy complicada", comentó Berenice Reynoso.

Al planteársele que el tiempo pasa y nadie quiere hablar al respecto, la funcionaria judicial indicó que hay que tener paciencia.

El pasado 15 de diciembre del 2008 salió del Aeropuerto Internacional del Cibao, un avión matrícula estadounidense N-650LT, pilotado por el capitán Adriano Jiménez Henríquez, con destino a Mayaguete (Islas Bahamas), pero se indicó que antes de llegar al lugar, habría avisado de una emergencia.

Empero, transcurridos los días, no se pudo establecer el rumbo de la aeronave y sus tripulantes.

Tras la desaparición del avión, se integró una comisión con representantes del Ejército Nacional, el Departamento Nacional de Investigación, Migración y aeronaútica Civil y la fiscalía, para aclarar el caso.

No obstante, tras filtrarse la especie de que el avión era propiedad de un diputado, no se volvió a hablar del asunto.

Como pasajeros iban en el avión, los señores Carlos García, José Luis Rodríguez, Alexandra Abreu, María Abréu, Rosa María Tavarez Cabrera, Maritza Rodríguez, Maritza Hernández, Juana Ramírez, Ronulfo Herrera y Omar Reyes.

Esas personas habrían pagado entre 10 y 15 mil dólares cada uno por el viaje, cuyo destino final sería Nueva York.

Lo curioso del caso es que la aeronave retornó al aeropuerto internacional del Cibao, y no hay noticias ni de los tripulantes ni del piloto.

Paulina Cabrera, madre de Rosa María, declaró que tenía la corazonada de que su hija no murió y que estaría viva en algún lugar.

Un diario etidado en Nueva York planteó la hipótesis de que la aeronave habría desaparecido en el triángulo de las Bermudas.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal