La Verdad

martes, 13 de julio de 2010

Australiano borracho sobrevive a ataque de cocodrilo tras sentarse en su lomo

Sídney.- Un hombre sobrevivió a una agresión de un cocodrilo en un zoo de Australia tras decidir, bajo los efectos del alcohol, entrar en la jaula del reptil y sentarse en su lomo, informaron hoy los medios locales.

El hombre, de 36 años, fue expulsado de un bar debido a su estado de embriaguez y luego se dirigió al Broome Crocodile Park, en el noroeste del país, donde tras saltar una valla con alambre espinoso se sentó encima de un cocodrilo de agua salada, que medía cinco metros, porque quería acariciarlo.

Según la policía, el reptil reaccionó mordiendo al intruso en la pierna y luego lo soltó, momento que este aprovechó para salir de la jaula.

"Ha tenido mucha suerte de salir vivo", dijo el sargento Roger Haynes a la radio ABC.

"Estos cocodrilos se les conoce porque no dejan escapar a nadie una vez les han mordido", añadió.

Tras el ataque el hombre, un turista del este del país cuya identidad no ha trascendido, fue trasladado al hospital e intervenido quirúrgicamente.

Los cocodrilos de agua salada son los reptiles más grandes del mundo que pueden medir hasta siete metros.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal