La Verdad

lunes, 14 de junio de 2010

Rodríguez Pimentel niega intimidación; dice sólo busca defender su honra

El ingeniero Héctor Rodríguez Pimentel negó este lunes que trate de intimidar a empresarios para que se abstengan de colocar su publicidad en los programas de los señores Alicia Ortega y Fernando Hasbun, como denunciaran. "Se trata de una nueva manipulación de la verdad en que incurren estos señores que durante un largo tiempo han tratado de asesinar nuestra reputación mediante tergiversaciones, manipulaciones y retorcimientos de la verdad han venido imputándonos actos deshonestos sin aportar ninguna prueba", dijo.

Señaló que el acto de alguacil que sus abogados enviaron a la señora Ortega es una medida precautoria mediante la cual busca ponerle freno por las vías legales a todas las calumnias que ella ha venido difundiendo a través de sus medios.

Añadió que se creyó pertinente poner a sus anunciantes al corriente de dicha medida sin ánimo de intimidarlos y mucho menos pedirles que no se anuncien en esos programas, como maliciosamente han hecho creer los señores Ortega y Hasbún.

"Obviamente que esos empresarios se anuncian en el medio que entienden, y nosotros lo que hemos hecho es recurrir a un recurso que esta contemplado en la legislación dominicana en materia de difamación", significo Rodríguez Pimentel.

"Si se lee sin malicia el acto de alguacil se vera claramente que el mismo no contiene ningún pedido, emplazamiento, advertencia o llamado a los comerciantes para que no coloquen su publicidad en los medios de la señora Ortega, lo cual es una prerrogativa de esos empresarios", indico.

Agrego que nadie puede obligarlo a contemplar pasivamente como un medio de comunicación se ceba sistemáticamente contra el presentándolo como un delincuente sin aportar la mas mínima prueba, y sin tomar en cuenta que es el cabeza de una familia que se ve constantemente afectada en su moral.

Sostuvo que ninguna de las imputaciones vertidas en los programas de la señora Ortega puede ser probada porque no existen, razón por la cual nadie ha podido presentar una acusación formal ante un tribunal.

"Para que se note la intención difamatoria de sus imputaciones solo hay ver la insistencia llamarlos corrupto patológico, atribuyéndole tales criterios al director de la DPCA, Hotoniel Bonilla, calificativos que este funcionario nunca utilizo para referirse a nosotros", declaró Rodríguez Pimentel.

Manifestó que tales calificativos atentan contra su derecho a la justa fama, por lo que su constante repartición en cada programa donde se hace referencia a su personal, constituye en principio una intención dañosa que no puede permitir.

Rechazo que intente coartar la libertad de prensa, lo que se evidencia en que ha venido a reaccionar luego de soportar una cadena de infundios a través de los programas de la señora Ortega y su esposo, haciendo uso de un recurso legal rutinario en un estado de derecho.

Afirmo que la libertad de prensa se ejerce plenamente en la Republica Dominicana bajo el gobierno del presidente Leonel 6ernandez, pero recordó que ese derecho también genera deberes, uno de los cuales es respetar la honra de las personas, sean o no funcionarios públicos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal