La Verdad

jueves, 28 de enero de 2010

Melanio Paredes reconoce graves deficiencia en la educación

El secretario de Educación, Melanio Paredes, reconoció este miércoles que diversos estudios nacionales e internacionales revelan graves deficiencias en la educación dominicana.

“Mostramos retrasos importantes frente a gran parte de los países de la región y esto tiene que mover a preocupación a toda la sociedad dominicana”, manifestó el funcionario al presentar la conferencia “Hacia escuelas efectivas: capital humano y competitivo”.

Paredes destacó que un estudio realizado por la Organización para la cooperación y desarrollo económico (OCDE) reveló que “los niños dominicanos son capaces de los más altos índices de desempeño en el mundo si tuvieran buenos maestros, padres que los apoyen y ambientes de aprendizajes limpios, seguros y que fomenten el aprendizaje”.

Por ello, recordó que “el futuro del país como democracia floreciente y como economía competitiva depende de su capacidad de cumplir con su promesa de educar a todos sus ciudadanos”.

Paredes reconoció las deficiencias de la educación y exhortó a invertir en ella para mejorarla al participar como invitado en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAM).

El funcionario destacó que la educación necesita implementar reformas en la formación de los docentes y priorizar la formación del nivel básico.

Al citar un estudio efectuado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), subrayó que el 40 por ciento de los estudiantes de tercer grado han repetido por los menos un curso, y solo reciben 800 horas lectivas al año, por debajo del promedio de la región.

“El país presenta la mayor tasa de ausentismo tanto de maestros como de estudiantes, siendo Cuba la de menor tasa”, explicó.

Sin embargo, Paredes reconoció “que frente a la cruda realidad que señalan los datos, asumimos el reto para transformar el sistema educativo dominicano”.

También señaló que se ha avanzado en la disminución de los índices de repitencia y de sobreedad, pero en materia de calidad, existen rezagos.

Otro resultado relacionado con la cantidad de horas de docencia, realizados con la empresa Gallup (2005), determinó que cuando hay clases, el estudiante sólo recibe dos horas y media de docencia, en vez de cuatro horas diarias.

“Esto significa que cuando un estudiante llega a un determinado grado, ha recibido menos de la mitad de horas de docencia que la correspondiente”, lamentó.

No obstante, resaltó que los estudiantes en la actualidad son diferentes a los maestros, “pues los primeros están abiertos a nuevas formas y nuevos códigos de acceso a la información y el conocimiento de mano de la tecnología, mientras que los docentes se resisten al cambio”.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal