La Verdad

lunes, 31 de agosto de 2009

PNUD ayuda familias pobres con proyectos de pequeña empresa

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La señora Rosa Veras, de Villa Riva provincia Duarte, fue víctima de las tormentas Olga y Nouel en el año 2007 cuando las fuertes lluvias e inundaciones arrastraron la mitad de su casa de madera, donde el agua le daba por el pecho y los utensilios de su hogar se ahogaban en el agua.

Veras, una humilde señora de 48 años, luego de la tragedia consiguió una casa nueva gracias a una donación a través de la iglesia Católica, luego aplicó para un proyecto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y calificó para tener el negocio de sus sueños una “panadería”.

Gracias al “Programa de recuperación post-desastre” el PNUD la ayudará a crear su panadería y a hacer que su negocio prospere junto a la comunidad, dando además charlas y cursos de capacitación.

“Yo le agradezco mucho al PNUD porque me aprobó mi proyecto que yo quería desde hace mucho tiempo porque cuando nuestra casa se inundaba nunca había pan para comer”, sostuvo.

Este programa de desarrollo de los medios de vida y del medio ambiente serán financiados por el PNUD y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) por un valor de dos mil 200 millones de dólares.

Este “Marco Estratégico de recuperación y transición al desarrollo” tiene la finalidad de ayudar a las familias de escasos recursos a sobrepasar su condición de vulnerabilidad.

“Si bien hubo una buena recuperación física inicial lo que hemos venido haciendo es identificar otras oportunidades de acorde con la misma potencialidad que tiene tanto la zona como también la capacidad comunitaria”, indicó Mauricio Ramírez, Representante residente del PNUD en el país.

Este miércoles el PNUD, legisladores, gobernadores y coordinadores del programa entregaron 16 certificados a los habitantes de la provincia Duarte, a quienes al igual que Rosa Veras, se les aprobó su proyecto y serán beneficiados.

“Lo que nosotros quisiéramos es que los proyectos sean aplicados en otras zonas del país y que se involucren todas las instituciones gubernamentales, no gubernamentales y el sector privado, para ayudar a las comunidades a salir de la vulnerabilidad y a salir de las problemáticas que se presentan cuando hay desastres naturales”, sostuvo Ramírez.

Las personas de escasos recursos de esta provincia participaron en un concurso que realizo el PNUD presentando propuestas en el campo porcino, avícola, así como también la creación de panaderías, de abonos orgánicos entre otros planes que ayudarán al desarrollo comunitario.

Este programa de recuperación post-desastre se extiende hacia las provincias Barahona, Bahoruco e independencia y surgió luego que las tormentas Olga y Noel, ocurridas en octubre y diciembre del 2007, afectaran de forma directa a unas 10 mil personas.

En el acto de este miércoles estuvieron presentes los representantes del PNUD, la gobernadora de la provincia Duarte, Luz Selene Plata, el representante del comité de seguimiento, Freddy Martínez.

Asimismo, a la actividad celebrada, en el Club San Diego en San Francisco de Macorís, acudieron los beneficiarios del proyecto, el diputado de esa provincia y el senador Amílcar Romero.

Esta iniciativa, para la generación de ingresos hacia el futuro, beneficiará en su primera etapa aproximadamente a 500 familias.

A través del proyecto el PNUD solicita la integración del gobierno, al sector privado, legisladores y organizaciones no gubernamentales para que aporten para que el proyecto continúe en todas las zonas vulnerables del país.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal