La Verdad

lunes, 31 de mayo de 2010

Imbert llama a no permitir otro ‘bandido’

El general Antonio Imbert Barrera, sobreviviente de la gesta del 30 de mayo de 1961, dijo ayer que es un deber del pueblo reclamar los derechos que le asisten y no permitir que en la República Dominicana surja otro “bandido” como el dictador Rafael Leonidas Trujillo.

Al participar en el acto del 49 aniversario del ajusticiamiento del tirano, dijo no haber leído el libro escrito por la hija de Trujillo, Angelita Trujillo, y sostuvo que no es necesario que traten de evitarse ese tipo de cosas porque nadie va a creer todas esas “porquerías”.

El general fue reiterativo al señalar que valió la pena la conjura, “porque la libertad no tiene precio”.

Al pedírsele su opinión sobre el cuestionado libro “Trujillo, mi padre en mis memorias”, de Angelita Trujillo, la hija del tirano, Imbert Barrera dijo: “no lo he visto, ni me interesa verlo tampoco”.

“¿Qué tú puedes esperar? Ella tiene que defender a su papá, que era un ángel, según ella”, manifestó con ironía, al preguntársele su opinión sobre la referida obra.

Imbert Barrera entiende que él cumplió con su deber y que ahora le corresponde al pueblo dominicano reclamar los derechos que le asisten y estar atento para que no surja otro “bandido” como el tirano.

Sobre el particular, Huascar Tejeda (hijo) aseguró que Angelita Trujillo no tiene ninguna dote de escritora, por lo que asegura que “ese libro se lo escribieron”, tras considerar que la hija del tirano vive “en un cuerpo de vieja con una mente jóven de aquella época.

De su lado, el dirigente político Hatuey De Camps, aseguró que en la República Dominicana no es posible dar cabida al continuismo en el uso y abuso del poder. Mientras, el mayor general retirado José Miguel Soto Jiménez consideró que generación actual debe empoderarse del ejemplo de la lucha.

HAY QUE CELEBRAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓNDedé Mirabal dijo ayer que 49 años después del ajusticiamiento del tirano Rafael Leonidas Trujillo, el pueblo dominicano puede celebrar la plena libertad de expresión y de acción con que cuenta.

La hermana mayor de las hermanas Mirabal, asesinadas durante el régimen de Trujillo, participó ayer en el homenaje realizado en el monumento erigido en el lugar donde Trujillo fue abatido a tiros, en la autopista 30 de Mayo.

Respecto al libro de la hija de Trujillo, dijo que son voces necias a las que hay que ponerles oidos sordos.

Dedé llamó a las madres dominicanas a no perder el espacio que hay que dedicarle a la familia, y cumplir con su rol de supervisar a los hijos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal