La Verdad

martes, 30 de junio de 2009

La tarifa eléctrica sube 5.7% este mes


El Gobierno dispuso un nuevo aumento de 5.7% en la tarifa de electricdiad facturada este mes con base en el consumo de junio. El incremento se suma a los aumentos que se aplicaron a las diferentes escalas de consumo el mes pasado que se dividieron en 12%, 17%, 22% y 2.2%.

El nuevo incremento en la tarifa eléctrica residencial está contenido en la resolución SIE-47-2009, mediante la cual se indica que los consumidores de cero a 200 kilovatios/hora tendrán deberán pagarolos a razón de RD$3.70. El mes pasado era de RD$3.50.

En tanto que para el consumo de 201 a 300 kilovatios, el precio pasó de RD$5.50 a 5.81 y para los que entren al consumo de 301 a 700 kilos, la tarifa pasó de RD$8.57 a 9.06. Finalmente está el monto para los que consumen más de 701 kilovatios, que pasaron de RD$8.76 a RD$9.26.

El aumento es general de 5.7% para todas las escalas tarifarias, de acuerdo con la resolución. Diferente a lo que ocurrió el mes pasado, cuando la SIE anunció un aumento promedio de 6.4%, pero en las escalas de consumo se aplicaron porcentajes mucho mayores, causando las quejas de muchos consumidores.

Comercio e industria
Para los consumidores de los sectores comercial e industrial, las escalas de incrementos pasaron de RD$4.71 a RD$4.98; de RD$6.80 a RD$7.92; de 8.91 a RD$9.42 y de RD$9.10 a RD$9.62. En todos los casos, el incremento promeda el 5.7%.

Los consumidores de electricdiad deben tomar en cuenta que en la medida en que aumentan su demanda mensual, se produce un incremento escalonado de la facturación que proporcionalmente es superior al consumo. Eso se debe a que cada escala tiene tarifas distintas y entonces, al aumento proporcional del consumo de kilovatios se debe agregar el valor adicional que se establece en el esquema tarifario vigente.

Ya no es fija
La tarifa eléctrica estuvo congelada desde enero de 2006 hasta mayo de este año. El mes pasado comenzó a variar de acuerdo con los costos que inciden en la producción de energía, que son el valor de los combustibles de generación, la cotización del dólar y el índice de precios al consumidor reportados en el país y en Estados Unidos, como país de referencia.

El problema es que el incremento sólo afecta a los consumidores de electricidad que están debidamente regulados y que deben pagar la energía con base en lo que marca sus medidores.

Sin embargo, en los barrios marginados, el servicio es tratuito y la tarifa fija que se pagaba con el Programa de Reducción de Apagones (PRA), también quedó exonerada luego que el presidente Leonel Fernández dispuso su disolución.

Justificación

La Superintendencia de Electricidad informó que el comportamiento de las variables que determinan la tarifa eléctrica fue el siguiente: El fuel oil número 6 aumentó un 21.9%, pasando de US$42.8619 el barril a US$52.2375; el gas natural disminuyó de US$4.037 a 3.597; el carbón mineral se redujo en 47%, pasando de US$131.12 la tonelada a US$69. “Por otra parte, la tasa de cambio promedio mensual pasó de RD$36.03 a RD$36.00 pesos por dólar”, infirmó la institución.

Debió ser menor

Como resultado de las variaciones antes citadas, la tarifa indexada para el mes de julio experimentó un aumento de sólo 0.14% en relación al mes de junio. Sin embargo, a fin de continuar disminuyendo la brecha entre la tarifa indexada y la aplicada, que en el mes de junio fue de 12.7%, la Superintendencia de Electricidad decidió que este mes el ajuste sea de 5.7% en todos los cargos tarifarios.

La entidad agregó que aun con el ajuste por encima de lo que realmente aumentaron los costos, el Gobierno deberá aportar recursos adicioanales en compensación.

“No obstante, como la tarifa media aplicada a los usuarios del servicio continua siendo inferior a la tarifa indexada, el Estado deberá hacer un aporte de RD$225.25 millones, a través del Fondo de Estabilización de la Tarifa Eléctrica (FETE), como parte de su política de resuperación del sector”, agregó la institución.

Además del subsidio sobre la tarifa eléctrica, el Gobierno debe aportar recursos para cubrir el déficit operativo de las empresas distribuidoras Edenorte, Edesur y EdeEste, debido a que sus niveles de facturación están todavía muy por debajo de la cantidad de energía que colocan en redes. Es decir, en este momento, las distribuidoras colocan en redes una cantidad de energía y facturan a los clientes sólo el 70% en promedio, lo que indica que de inicio registran una pérdida irrecuperable de al menos el 30%. A eso hay que agregar el hecho de que no combran la totalidad de lo que facturan a los clientes que tienen registrados.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal